Cultura Transmilenio?

Estándar

Por estos días, cuando Transmilenio está en el ojo del huracán y todos criticamos su funcionamiento en términos de capacidad, cobertura, satisfacción al cliente y calidad en la prestación del servicio yo me preguntó ¿Dónde quedo la cultura ciudadana? Sí!  La cultura, la nuestra, la de los ciudadanos.

Antes de ser crucificada por considerar que parte importante del problema somos nosotros, quiero aclarar que apoyo las posturas que critican la falta de capacidad, cobertura y calidad del sistema. Hay, sin lugar a dudas, muchos puntos que corregir y mejorar por parte de la administración, por ejemplo: respecto al precio del pasaje, el valor debería ser modificado acorde a la distancia o zonas recorridas –metro de Paris- o subsidiado en parte de acuerdo al nivel de uso –MTA Nueva York- teniendo en cuenta la condición socioeconómica del usuario o si es anciano o estudiante. Volviendo al punto, me pregunto ¿Dónde quedo la cultura ciudadana? Esa que de antaño mencionaba la Urbanidad de Carreño y que resultó obsoleta por considerarse un “ladrillo” que daba mamera leer pero que hoy en día parece que hemos dejado convenientemente en el olvido y mucha falta nos hace.

Resulta paradójico como estamos prestos a exigir a grito herido y hasta con actos vandálicos nuestros derechos pero a la hora de hacer más “civilizado” el uso del sistema nos hacemos los de la vista gorda.  Les pregunto por ejemplo: ¿han escuchado ustedes eso de dejar salir es entrar primero? O ¿las sillas azules son para personas con discapacidad, mayores de edad, mujeres en estado de embarazo o niños pequeños? O, por ejemplo ha visto que en algún punto del vehiculo articulado exista una sección para que las madres aseguren los coches de sus hijos –sí, porque ellas también necesitan movilizarse-.  ¿Su señora madre utiliza el Transmilenio? Si? Bueno la mía también y a veces pienso que haría si viera a alguien empujándola solo para abrirse paso dentro del articulado.

Hay normas básicas que acuden a la simple lógica y que si aplicáramos aliviarían el ya caótico sistema que por una u otra razón es el único mecanismo de transporte de muchos aquí. Les  enumero 10 que consideró deberíamos tener en cuenta:

1. Cuando esté esperando el articulado en la estación permita que las personas que están adentro salgan primero.

2. No se siente en los espacios que no están habilitados para hacerlo como las puertas de emergencia o la parte central del bus.

3. Lea las instrucciones, o siga los dibujitos, como sea, mire los avisos!

4. Si toma una ruta y sabe que faltan varias estaciones para llegar a su destino, no obstaculice  las puertas de acceso.

5. Sonría.

6.  Sea cortés, recuerde: lo cortés no le quita lo valiente.

7. No empuje, si no cabe NO CABE HERMANO.

8. Pilas con las uñas, los codos, los pisotones y la agresividad eso también puede ser considerado agresión con arma blanca.

9. Si la puerta de vidrio de la estación no abre cuando llega el articulado no la coja a patadas hay un botón arriba que la abre manualmente, los sistemas a veces fallan.

10. Pilas con el cosquilleo.

Faltan cerca de 5 años para que una solución definitiva y alternativa solucione el problema para muchos. Los operadores, la administración y nuestro alcalde siguen reuniéndose, licitando y “planeando”, mientras tanto usted, yo y muchos seguiremos usando el “Transmi” y ya ni las protestas no las creen gracias a los últimos acontecimientos, entonces aplique la cultura ciudadana, colabore!

@Lupe_Po

 

 

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s